Pola Jauregui

Capítulo #05 “El ladrón juzga por su condición”



Cuando aún cursaba la universidad, recuerdo a un muy querido profesor que en una de sus clases nos enseñó una teoría psicológica bastante peculiar; desde ese día empecé a ver la realidad de las personas y mi propia realidad desde otro punto de vista. Esta teoría afirmaba que la mayoría de gente ve la realidad del mundo que les rodea según su experiencia; es decir, según lo que les ha tocado vivir.

“Un ladrón siempre juzga por su condición” es un dicho que me ha acompañado desde siempre gracias a mi abuelita, pues yo la escuchaba decir eso al igual que a sus amigas cuando conversaban. Sé que muchos de ustedes también han escuchado este popular dicho y muchos lo hemos tratado de usar para defendernos de alguna maliciosa acusación. Si, me declaro culpable de usar esta frase siempre. De hecho, es una de mis favoritas y a continuación les cuento porqué.

Hace unos años atrás, conocí a un grupo de chicos y chicas en mi universidad que compartíamos una materia juntos. Yo no soy de hacerme amiga de muchas personas, sin embargo, por el tiempo que compartíamos juntos todos los días llegamos a tener cierto grado de amistad y confianza. En esas épocas universitarias, era bastante común que entre compañeros nos acompañemos de regreso a casa. Un día, estábamos un amigo y una amiga (eran novios) y yo llevaba prisa, bastante prisa diría por llegar a casa de mis abuelitos, pues iba a festejar su cumpleaños, así que les hice desviar del camino usual para que me dejaran cerca de mi destino. Recuerdo que a esa “amiga” se le dio por hacerme una pregunta y de paso juzgarme al mismo tiempo aquella tarde, pues me dijo “Poled, porqué quieres llegar tan rápido, acaso algún amante te está esperando?” En un inicio no supe que contestar pues en mi mente solo se cruzaba la idea de que ni siquiera tenía novio peor iba a tener amante así que solo me reí, pues ellos no sabían para lo que iba. Al pasar los días me enteré que aquella parejita había terminado su relación, porque resulta que el mismo día que yo estaba de apuro por “encontrarme con un supuesto amante” esa chica fue a encontrarse con un verdadero amante y al poco tiempo la descubrieron. Claro ejemplo de “Ladrón juzga por si condición”.

Lo que quiero hacerles notar al contarles esta historia, es que muchas veces cuando nos vemos rodeados de alguna situación simplemente nos escudamos en criticar a otros las cualidades buenas o malas que son de nosotros mismo. Todas las personas tenemos mecanismos de defensa, pero al juzgar a los demás en base a nuestra realidad es solo auto proteger nuestra consciencia mas no limpiarla.  En mi caso usualmente me molesto con una persona cuando llega tarde o es impuntual a una cita pensando en que se quedó dormido, porque mi realidad es que me encanta dormir y a veces a mí también se me pegan las cobijas. Hay personas que no creen en la fidelidad porque alguna vez tuvieron sus deslices amorosos y piensan que todos harán lo mismo y resulta que nadie es más infiel que un celoso. El ladrón juzga por su condición cada vez que alguien le adjudica a otro lo que en realidad aplica para sí mismo.

Nunca es tarde para auto examinar nuestros actos y consciencia, saber en qué fallamos y no condicionar a las personas acorde a nuestros pensamientos y según nuestras propias acciones. No nos convirtamos en aquellos ladrones que siempre juzgamos por lo que nos pasa a nosotros mismo. Como dijo un escritor llamado Miguel Ruiz, “El modo en el que nos tratamos a nosotros mismo es el modo en el que tratamos a los demás”. Así que dejemos de ser ladrones juzgadores.  

No olvides dejarme tu comentario y compartir este tema, nos vemos el próximo miércoles en otro capítulo de “La vida más allá de un micrófono”.

6 Replies to “Capítulo #05 “El ladrón juzga por su condición””

  1. Holaaa!!! Un gusto volver a leer tu blog.
    Buen tema, lamentablemente es muy fácil juzgar y ciertamente por el reflejo que somos, dice otro dicho: el celoso no sufre por lo que ve…. Si no por lo que hizo y se imagina que tu también lo harás.
    Bueno chica fue un gusto volver a leerte, te mando un saludo y un fuerte abrazo

    1. Y tan cierto e identificable! A de más de juzgar aveces ponerse en los zapatos del otro. Aunque ahora somos críticos ( no importa qué tipo de críticos pero críticos al fin) sabiendo o no del tema ya no solo es poner supuestos si no inventar una historia de ello. A de más de juzgar por su condición ahora es muy fácil inventar rumores ! Ame este blog ????

      1. Hola mi Gabii, creo que como sociedad nos falta mucho eso de ponerse en los zapatos del otro… como dicen por ahí nunca nadie sabe lo que le esté pasando a otra persona, pero está en nosotros ser la diferencia ? te quiero mucho

    2. Holaaaaa José gracias por venir a mi blog un miércoles más 🙂 tienes mucha razón es muy fácil juzgar y de hecho todos caemos varias veces en eso con intención y otras sin darnos cuenta; en fin, fue un gusto para mi leerte a ti también, otro abrazote a la distancia

    1. holaaaa mi hermosa! me encanta saber que en algo te hizo reflexionar ya que de hecho todos hemos caído en juzgar a los demás (incluso a nosotros mismo). Que chevere que hayas usado esa frase del celoso pues es tan cierta! jajajajja te quiero más, besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: